Visor de contenido web Visor de contenido web

ACTUALIDAD ACTUALIDAD

« Atrás

El hospital de Gandia pone en marcha la Unidad de Insuficiencia Cardiaca

  • 30.11.17 Está dirigida a pacientes que presentan una disminución severa de la función del corazón y a los que tienen tendencia a múltiples reingresos

  • Esta consulta permite un mejor ajuste del tratamiento, la administración de tratamientos intravenosos y un contacto directo con los especialistas

  • Ello permite mejorar la calidad de vida de los pacientes y de sus cuidadores y reducir los reingresos en el hospital

El Hospital Francesc de Borja de Gandia ha creado la Unidad de Insuficiencia Cardiaca, destinada a determinados pacientes tras un ingreso por insuficiencia cardiaca aguda.

 

En concreto, la Unidad atiende, por una parte, a aquellas personas que presentan una disminución severa de la función del corazón, y, por otra, a aquellos con insuficiencia cardiaca con mucha tendencia a la retención de líquidos y múltiples reingresos.

 

Entre las principales ventajas de esta puesta en marcha destacan el mejor ajuste del tratamiento médico óptimo; mayor tiempo para explicación al paciente y cuidadores sobre la enfermedad y su tratamiento; la administración de tratamientos intravenosos y otras técnicas diagnósticas y terapéuticas, y la posibilidad de contacto telefónico con los especialistas médicos y de enfermería ante dudas o descompensaciones, con visitas y consultas adecuadas al estado clínico de cada paciente.

 

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad grave y frecuente, que conlleva que los pacientes que la padecen ingresen con frecuencia en el hospital y vean limitada su calidad de vida.

 

Es por ello que la necesidad de esta consulta se justifica, tal como explica el jefe de sección de Cardiología, el doctor Gerardo Estruch, porque los estudios y la experiencia en otros centros "han demostrado que mejora la calidad de vida, reduce los reingresos y, posiblemente, prolonga la supervivencia de estos pacientes".

 

La sección de Cardiología es la encargada de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca, que funciona semanalmente y está atendida por personal de enfermería y dos cardiólogas, con formación específica sobre insuficiencia cardiaca. Se trata de las enfermeras Laura Betí y Rosa Rubio, y las doctoras Araceli Roselló y Pilar Merlos.

 

El objetivo a medio plazo es que la unidad esté formada por un equipo multidisciplinar, que cuente con la colaboración de otras especialidades (medicina interna, nefrología, hematología...).

TE INTERESA TE INTERESA